domingo, 16 de diciembre de 2012

SUBIDOS EN LA CRESTA DE UNA OLA PERFECTA...


"Estar preparado es importante,
saber esperar lo es aún más,
pero aprovechar el momento adecuado
es la clave de la vida"

Arthur Schnitzler (1862 - 1931)


Algo irracional nos advierte de que ha llegado el momento. Ese momento tan esperado durante años, tal vez durante toda una vida. Tanto lo hemos imaginado... Tanto lo hemos preparado... Tanto lo hemos idealizado... Tanto, que tras un intervalo de duda e incertidumbre una fuerza interior, hasta entonces desconocida, toma el relevo de nuestra mente y comienza a mover nuestro cuerpo de forma inconsciente. Nos dejamos llevar con una precisión misteriosamente milimétrica...

Sentimos que el tiempo cuenta sus segundos con una parsimoniosa lentitud... Tanta concentración llena de silencio nuestro alrededor... Nada sentimos sobre nuestra piel salvo una brisa limpia y refrescante... Nada vemos excepto el cielo raso y un sol brillante: son nuestros únicos testigos. Nada más existe para nosotros en esos instantes decisivos...

Al fin nos ponemos en pie y saltamos sobre esa ola como un depredador sobre su presa... Es nuestra oportunidad, tal vez única e irrepetible... ¡Solo nuestra! Lleva grabado nuestro nombre en su lomo, esperando a que la coronemos... a que tomemos posesión de ella...

Durante unos segundos que pueden ser minutos, horas, días, meses, años o todo el resto de nuestra vida reinamos sobre nuestra propia existencia. Nos deslizamos en perfecta armonía con esa ola que nos lleva sin esfuerzo... que nos eleva en una continua sucesión de momentos únicos... Volamos libres como gaviotas sobre un mar infinito... Y cada uno de nuestros gestos hace florecer el universo entero. ¡Es la misma perfección!

Subidos en la cresta de esa ola única que llegó en nuestra busca y que no podemos dejar pasar sin hacerla nuestra...

Emilio M.

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

No hay comentarios: