jueves, 9 de junio de 2016

POTENCIAL CREATIVO, CONOCIMIENTO Y LIBERTAD (BIENESTAR Y PRODUCTIVIDAD)


Vivir es aprender
Vivir es reflexionar
Vivir es experimentar
Vivir es crear
Y bien enfocado, vivir es jugar


No hay libertad si no se da la oportunidad al espíritu de conocer su mundo, de experimentarlo, de jugar con él, de re-crearlo.

LIBERTAD no es exactamente hacer lo que se quiera, como si se tratara de seguir un impulso arbitrario y ciego. La libertad solo es tal cuando se trata LIBERTAD DE ELECCIÓN propia (y de respeto hacia la elección ajena, no lo olvidemos). Pero solo se puede ejercitar la elección entre las alternativas conocidas: NO SE PUEDE ELEGIR ENTRE LO QUE NO SE CONOCE. Por lo tanto, la primera y gran tiranía que puede sufre el ser humano es la IGNORANCIA.

No hay libertad sin CONOCIMIENTO porque solo el conocimiento amplía las opciones y la posibilidad de elegir la que más nos convenza o la que más nos plazca. Por esta razón es tan importante que a los jóvenes se les eduque en un ambiente que promueva su CURIOSIDAD y el placer por DESCUBRIR, evitando (en la medida de lo posible) una temprana afiliación a las modas y corrientes de masas que tan sutilmente fomentan el PENSAMIENTO ÚNICO y que, indirectamente, coaccionan la libertad y la dignidad individual del ser humano, propia y ajena.

Tampoco hay libertad cuando se vive temeroso, pues el miedo confunde a la razón y coarta al espíritu humano de tal manera que sus opciones se reducen, y sus decisiones pueden no corresponderse con sus verdaderos deseos e intereses. Pero hay que aclarar que la madre del miedo es, en primer lugar, la propia IGNORANCIA, que engendra también la FALTA DE CONFIANZA en uno mismo y una actuación apocada.

La libertad ejercida dentro de una comunidad que refuerce al ser humano individual (huyendo de dogmatismos y pensamientos únicos) siempre será una LIBERTAD REFORZADA. Al contrario, una libertad que se ejerza en una comunidad con aspiraciones de homogeneidad y que, por tanto, penalice la individualidad y la discrepancia (una trágica constante en el comportamiento humano) siempre será un LIBERTAD VIGILADA, COARTADA Y ESTERIL.

Vivir no solo es recibir el conocimiento. De hecho, el conocimiento solo puede ser considerado como tal cuando se INTERIORIZA (hasta ese momento solo es INFORMACIÓN), para lo cual resulta imprescindible un detenido análisis mediante la reflexión. Una vez interiorizado está listo para ser usado.

¿Y cómo se usa el pensamiento? De VARIADAS MANERAS: para contrastarlo con otras fuentes, para aplicarlo en nuestra vida diaria en la medida en que nos resulte útil y, especialmente, para construir nuevo conocimiento sobre estos cimientos: ¡para desplegar nuestro INGENIO y CREATIVIDAD! La creatividad es la experiencia suprema del ser humano; la que da mayores satisfacciones a nuestra existencia. La creatividad, en la medida de nuestras capacidades, es el fin supremo de nuestra vida.

Siendo así las cosas, es responsabilidad de todos fomentar el PLENO DESARROLLO DE LAS FACULTADES propias y ajenas, y poner los medios para que cualquier persona pueda desarrollar, libre y responsablemente, todo su POTENCIAL CREATIVO. Ganaremos los seres humanos en CALIDAD Y SATISFACCIÓN DE VIDA, y ganarán nuestras organizaciones y sociedad en PRODUCTIVIDAD y equilibrio.


Emilio Muñoz
Homo Novus
(original autentificado)