MI BLOG MÁS QUERIDO, Y NECESARIO DEBATE (de niños, adultos-niños y sensibilidad para un mundo mejor)

jueves, 18 de julio de 2024

ARTE Y PASIÓN. LA SUBLIME ESENCIA DEL ALMA Y DEL AMOR…


“Y ahora sé que debemos desplegar las velas
y coger los vientos del destino
adondequiera que lleven al barco”

Edgar Lee Masters (1869 – 1950). USA
Antología de Spoon River


“Ríe con el que ríe, y al que olvida
olvídale sin más, pero a quien ama
ámale con pasión, y que esa llama
desvanezca las sombras de tu vida”

Francisco Álvarez Hidalgo(1935 – 2014). España
De “Breverías” - 343


“No es pasión si no nace del alma…”

Emilio Muñoz


Khatia Buniatishvili (Georgia, 1987) 
El arte requiere de la pasión para que pueda ser considerado como tal. Y requiere que el ser humano se entregue con pasión a la creación o interpretación que realiza. Si esa entrega no se produce, no hay arte, no hay magia, no hay una vivencia excitante. Y si el arte o el amor se vive de forma calculada y fría su fruto siempre será una vida perdida. ¿¡Cómo renunciar…?!

La vanidad del pseudo-artista y la mercantilización del arte han llevado al absurdo de hacer de la diferencia el objetivo de la creación artística. Todo vale en un mundo donde el dinero es el rey, y compra todo lo que puede reportar un beneficio, base de la especulación. Solo el genio no busca diferenciarse, únicamente desea expresar lo que la pasión por su arte le dicta. El genio es un autodidacta, incluso cuando puede estar interpretando o reinterpretando una obra de arte que no es suya. ¡Incluso en estos casos!


En el amor ocurre lo mismo. Amar es un arte, pero solo cuando se vive con pasión; solo cuando es posible la pasión; solo cuando nos entregamos con pasión... Y esa entrega debe ser voluntaria y decididamente apasionada, porque la pasión es uno de los ingredientes del arte de amar. La pasión no puede esperar a que otra persona tome la iniciativa, a que la magia descienda sobre nosotros, a que un milagro ocurra. ¡En absoluto! La pasión es fruto de la decisión de vivir apasionadamente el amor que sentimos, ya sea por la vida, por aquello que vivimos o por las personas hacia las cuales sentimos una inclinación intensamente espiritual e íntimamente delicada.

Olivia Hussey en Romeo y Julieta
Cuando convertimos el amor en pasión todo se sublima, y se convierte en una experiencia única e irrepetible. Quienes así lo viven no lo pueden olvidar jamás y lo añoran cuando no pueden seguir viviendo la magia de su pasión. No hay experiencia más sublime que amar apasionadamente, ni droga que pueda crear más adicción, ni tristeza que llegue a ser más grande cuando se añora el amor que ya no se puede vivir. Y es así porque la vivencia de la pasión nos transporta a otra realidad, a otro mundo donde rigen otras leyes, otros conceptos, otros valores, otras emociones… Realmente se trata de una experiencia mágica y cautivadora, que puede transformar completamente una vida.

Yo no entiendo vivir, escribir o amar si no lo hago con ilusión, si la pasión queda excluida del acto de vivir lo que pienso, siento y hago.


UN PAR DE EJEMPLOS:

Khatia Buniatishvili (Georgia, 1987) es un ejemplo de pasión por la música (ver primer vídeo más abajo). Solo hay que verla interpretando cualquier composición para darse cuenta de que se entrega totalmente a la música, en una especie de rito iniciático, de adoración llena de misticismo. Hasta llegar a olvidarse del lugar donde está. Su interpretación es un diálogo entre ella y el piano, lleno de excitación, para dar lugar a interpretaciones maestras.

En la escena del balcón (ver segundo y tercer vídeo más abajo) del director italiano Franco Zeffirelli (Italia, 1923 – 2019), en su película “Romeo y Julieta” (basada en la obra de Shakespeare) interpretó y representó magistralmente los dos sentimientos humanos por excelencia: el amor y el odio. Su famosa escena del balcón es una de las representaciones más bellas que han podido realizarse sobre la pasión amorosa. Y aunque durante mucho tiempo pensé que no podía haber una representación más auténtica de la pasión, actualmente considero que si la puede haber en la realidad. Doy fe de ello…


Siendo que la vida mantiene ocultos sus mejores dones ―y es raro que los regale―, hay que salir a buscarlos, sabiendo que nos entregará su esencia en el momento más inesperado, y nunca nos lo pondrá fácil.


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


Khatia Buniatishvili - Menuet from Suite in G Minor, HWV 439 (Handel)
(por JahanChannel)






Escena del balcón (Romeo y Julieta) – Franco Zeffirelli
(por Edgar Poe)






Olivia Hussey en Romeo y Julieta
(por Escenas de Películas y Series)



miércoles, 26 de junio de 2024

REBELDÍAS…


“Si te dan un papel pautado, escribe por detrás.”

Juan Ramón Jiménez (1881 – 1958)


“La rebelión y sólo la rebelión es creadora de luz,
y esa luz no puede tomar más que tres caminos:
la poesía, la libertad y el amor.”

André Breton (1896 – 1966)


Solo se puede ser rebelde por principios.

La rebeldía como manifestación estética (esa rebeldía, más extendida entre los jóvenes, que realmente es su antítesis) desemboca en el consumismo más alienante.

Y aquella que no está sólidamente fundamentada en nobles valores no soporta la presión de ir contracorriente, y dura lo que un suspiro.

Solo la sana rebeldía apoyada en una honesta crítica, y en una acción no violenta asentada en la mejor tradición humanista, puede fortalecer a quien se rebela por el necesario ideal de un mundo mejor.

Poesía, libertad, amor…


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


Kiasmos – Sailed
(por Kiasmos)



lunes, 10 de junio de 2024

LOS FALSOS IDOLOS: LA TRAUMÁTICA OPCIÓN POR LA POPULARIDAD


“…somos tan ignorantes
que creemos que “éxito” equivale a felicidad”

Martha Beck (1962 - …). USA


“Una extraña y opresiva sensación invade los tiempos actuales:
la sensación de estar incompletos. (…) Andamos llenando
y rellenando los días como buenamente podemos,
sumidos en un estado de ansiedad que se agranda por momentos”

José Carlos Ruiz (1975 - …). España


“La mirada fija en el objetivo a alcanzar no permite ya entender
la alegría de los pequeños gestos cotidianos ni descubrir
la belleza que palpita en nuestras vidas:
en una puesta de sol, un cielo estrellado, la ternura de un beso,
la eclosión de una flor, el vuelo de una mariposa,
la sonrisa de un niño. Porque, a menudo, la grandeza
se percibe mejor en las cosas simples”

Nuccio Ordine (1958 – 2023). Italia


Foto de George Liapis en Unsplash
Hay una necesidad imperiosa en el ser humano: la de ser amados. La de ser apreciados, valorados y necesitados por otros seres humanos. Pero ese amor solo será auténtico, enriquecedor y potencialmente capaz de hacernos felices si se ama lo que realmente somos: nuestra auténtica esencia humana.

Sin embargo, nos causa tanto temor ser rechazados que nos convertimos en seres extremadamente vulnerables al propio rechazo y al fracaso en cualquier actividad, ya que la imagen que proyectemos puede alejarnos de una sociedad cuyos miembros aspiran a verse asociados con el éxito, directa o indirectamente, debido al poder de atracción y arrastre que genera.

El primer problema es que nuestras sociedades han hecho de “lo difícil” la medida del éxito. Especialmente de las conquistas materiales y del seguimiento popular, dejando fuera de la ecuación del éxito la fidelidad a unos ideales nobles (virtuosos) y el goce de las experiencias sencillas de la vida (incluidos los momentos de soledad, disfrutando de uno mismo).

Hemos puesto en manos de terceros la medida de nuestro éxito como seres humanos, así como la satisfacción de ser amados. Hemos desplazado el centro de gravedad de nuestra personalidad a lo que es valorado socialmente, que, además, difícilmente puede hacer feliz, ya que se centra en cuestiones materiales.

Foto de elnaz asadi en Unsplash
Al final, construimos imágenes de nosotros mismos que no se corresponden con nuestra verdadera esencia. Paradójicamente, buscamos la popularidad en todo aquello que no crea sentimientos gratos, sino que deriva en una insana competitividad por alcanzar falsos ídolos. Damos pie a ser amados por algo que no somos, y terminamos por defraudar a quienes más genuina y generosamente nos podrían aman.

La popularidad nunca será un elemento valioso en nuestra vida. Quienes la consiguen sin perseguirla y sin adorarla, la ignoran. Viven sin ella y la evitan. Crean ricos mundos personales con unas pocas personas con las que mantienen una estrecha relación afectiva.

Quien persigue la popularidad como valor humano siempre termina perdido, desconcertado, agotado y profundamente insatisfecho.

Encontrar el amor implica empezar por la autenticidad de ser fiel a uno mismo y mostrarse como se es, sin adornos ni artificialidades. Cualquier opción que renuncie a ello solo tiene una conclusión: la infelicidad.

Y dejo unas preguntas en el aire: ¿Qué camino enseñamos a los niños y adolescentes respecto a esta cuestión? ¿El camino del amor o el camino de la popularidad y el éxito? ¿Estamos dándoles las bases adecuadas para que sean felices en su infancia, en su adolescencia y en su vida adulta?


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


MARION - Over the Clouds
(por Noble Seek3R)



lunes, 22 de abril de 2024

ESPÍRITU HUMANO. INQUIETUD: CURIOSIDAD, APRENDIZAJE Y ENSAYO


“No tengo ningún talento especial,
solo soy apasionadamente curioso”

“La creatividad
es la inteligencia divirtiéndose”

Albert Einstein (1879 – 1955). Alemania (Suiza, Austria, USA)


Foto de François Verbeeck en Unsplash
El espíritu humano es, por naturaleza, realmente inquieto. Basta con mirar a cualquier niño para comprobar cómo es nuestra verdadera naturaleza de inquieta: el ansia de aprender de los niños no tiene límites, ni el de probar experiencias nuevas, que se resume en su imaginación y en sus juegos.

Más allá de la exigencia de uniformidad que impone nuestra sociedad y que va matando la iniciativa de los niños (un verdadero crimen que debería tratar más extensamente en mi blog “Un ángel dormido”), la realidad es que este rasgo humano, el de su inquietud por conocer y probar, forma parte de nuestra naturaleza, y ha impulsado los grandes avances científicos, técnicos y culturales a lo largo de la historia.

La inquietud del espíritu humano es el principal motor del periodo de mayor esplendor, en mi opinión, de la historia humana: el Renacimiento. Especialmente, el Renacimiento italiano, esos dos siglos grandiosos (Quattrocento y Cinquecento) que fueron la mayor base para la futura consolidación de la Ilustración y la muy controvertida Revolución Industrial que le siguió.

Pero no es lo que más me importa destacar en este momento, sino la fuente de placer y energía extraordinaria que nos aporta este rasgo humano, y que se materializa en una curiosidad sin límites, y en una apuesta decidida por aprender y poner a prueba lo aprendido hasta llevar el conocimiento, los procedimientos y la tecnología más allá de sus límites previos. No nos basta con repetir tediosamente lo conocido… necesitamos descubrir y afianzar lo que descubrimos.

Pero no olvidemos que para todo ello necesitamos ser, además, positivamente críticos, y cuestionarnos el statu quo (de forma positiva, insisto, que hay mucha hipocresía respecto al sano espíritu crítico, algo que también debería tratar más extensamente para “desfacer entuertos”). El progreso solo es posible cuando conocemos y valoramos nuestra posición actual, lo que hacemos constantemente, aunque lo llamemos de otra forma.

Sobre estas bases se fundamenta nuestra creatividad. Una creatividad que, tal como lo describo, no busca más utilidad que la del placer de aportar algo al devenir y progreso humano. Progreso que, por otra parte, solo debería considerarse positivo si no daña al propio ser humano o al medio ambiente. Algo que hemos olvidado, por cierto.


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


Kyle Preston | Roaming the Fields | Unity Asset Store Demo #1
(por Kyle Preston)



miércoles, 3 de abril de 2024

UNA PEQUEÑA NOTA SOBRE EL ARTE DE VIVIR…


“Por más que te esmeres en encontrar
qué puedo hacer,
no habrá nada más útil que estas artes,
que no tienen ninguna utilidad”

Publio Ovidio Nasón (43 aC – 17)


“Y es que la belleza -repitió- promete, en efecto, un infinito”

Luís Antonio de Villena (1951 - …). España
De “Filósofo de Cirene enamorado del amor”


Foto de Martí Alonso en Unsplash
El poeta Ovidio, crítico feroz contra la “infame pasión de poseer”, se refiere a lo que habitualmente llamamos arte, pues encuentra en el goce de crear y disfrutar del arte, sea cual sea, el mejor alimento para el espíritu. Y esta es una gran lección de vida, pues pone por encima de las pasiones materiales, esas otras intelectuales y espirituales. Y lo digo siendo consciente de que actualmente las artes crean utilidad material, pues da de comer a muchos artistas y crea importantes beneficios a varias industrias. Pero este no es el motivo de mi reflexión.

Yo amplio lo dicho a esas otras artes que no son consideradas habitualmente como tales, pero que iluminan la vida humana, la llenan de belleza, e integran ese concepto tan difuso, pero tan enriquecedor, que llamamos “humanismo”.

Me refiero al arte de vivir o al arte de amar, como parte troncal de lo que denominaría “artes mayores”, sin despreciar muchas otras artes, como el arte de la prudencia, que trató el religioso y pensador español del Siglo de Oro, Baltasar Gracián

Al final, somos felices porque gozamos de la belleza, pero este gozo sería nada si no lo compartiéramos. Hablaríamos por tanto del arte de compartir, de poner en común. Y, por extensión, del arte de dialogar y entenderse, del arte de ayudar y solidarizarse, de ser humanidad sin dejar de ser uno mismo.

En esta visión ampliada de las artes del vivir y del espíritu encuentro yo mis mayores gozos, sin que ello obligue a renunciar a la sencillez y a la humildad, que nunca deberíamos abandonar pues son condición necesaria para el buen vivir. Por el contrario, entiendo que prescindir de todo ello supone renunciar al sano goce de la vida.


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


Anita Tatlow & Cephas Azariah – Aurora
(por Premium Music HQ)



viernes, 22 de marzo de 2024

SOBRE LA EDUCACIÓN. UNA REFLEXIÓN DESDE EL HUMANISMO (CRÍTICO)


“…Pero lo principal es si se ha vuelto mejor
o más sensato [con la educación recibida],
y eso es lo que se olvida.

(…)

Habría que preguntar quién sabe mejor
y no quién sabe más. Nos esforzamos solo
en llenar la memoria,
y dejamos el entendimiento y la conciencia vacíos”

Montaigne (Michel Eyquem, 1533 – 1592?


“A la ciencia por la ciencia, Montaigne opone la sabiduría.
Denuncia la perversión de una educación enciclopédica
para la cual los conocimientos son un fin en sí mismo,
siendo así que el saber importa menos
que lo que con él se hace; el saber hacer y el saber vivir”

Antoine Compagnon (1950 - …)


Foto de Aaron Burden en Unsplash
Creo que poco se puede añadir a lo que ya decía, hace más de 400 años, el humanista francés. Muy en vigor, por cierto.

Sorprende eso: cómo es posible que siga estando tan de actualidad la crítica que hace, y cómo es posible que después de tanto progreso sigan siendo plenamente vigentes las afirmación de este gran pensador del Renacimiento.

Pocas explicaciones requiere, igualmente, la reflexión de Compagnon, literato e historiador de la literatura, al hablar del pensamiento de Montaigne.

Estas consideraciones, con las que estoy plenamente de acuerdo, me llevan a preguntarme si la cultura y el libre pensamiento son considerados un peligro para el poder y quienes lo detentan, independientemente del sistema de gobierno y de la ideología que “teóricamente” defienden sus ocupantes.

Mi conclusión es rotunda: efectivamente es mejor llenar la cabeza de los jóvenes de conocimientos, especialmente científicos y técnicos, que ayudarles para que aprendan a pensar por su cuenta ya que podrían llegar a conclusiones que pongan en peligro la hegemonía de los detentadores del poder (de cualquier tipo de poder). No en vano, hay que evitar por todos los medios que la educación se pueda convertir en caldo de cultivo de activistas por el libre pensamiento y por una sociedad realmente más solidaria.

Los libre-pensadores, los críticos y las personas sabias, siempre han atemorizado al poder debido a su capacidad de cuestionar su legitimidad. Por esta razón se trata de educar en todo aquello que no les lleve a plantearse el comportamiento social del ser humano. Se prefiere educar en obediencia. Concretamente, en la ciega, por supuesto.

Incluso se prefiere educar, sin que sea visible, en ambición, notoriedad, egoísmo, consumismo, competitividad, y la obtención de poder. No en vano, nadie es más peligros que quien no tiene ambición de poder y sí hambre de verdad.


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


One Hundred Years - Expectation
(por One Hundred Years – Tema)



viernes, 9 de febrero de 2024

EL INFINITO EN LA PALMA DE LA MANO…


“Para ver un mundo en un grano de arena
y un paraíso en una flor silvestre,
sostén el infinito en la palma de la mano
y la eternidad en una hora”

William Blake (1757 – 1827). Reino Unido


William Blake - The Ancient of Days (1794)
Son miles los ejemplos que nos sugieren que la vida es mucho más que la actividad cognitiva de la mente, el pragmatismo y el placer sensorial. Sin embargo, estas son las estrechas fronteras de nuestra vida en la actualidad, dominada por el consumismo y la apariencia.

Vivir es trascender estos límites, desarrollar nuestra sensibilidad, cultivar nuestra imaginación y dar forma a nuestra creatividad. Son los placeres del intelecto y del espíritu, tan poco representativos de nuestros días. Precisamente, cuánto mayor es su ausencia, mayor es nuestra banalidad y nuestro embrutecimiento, y, por el contrario, más pobre es nuestra calidad de vida.

Como ya tantas veces he aconsejado, nuestro mundo necesita recobrar decididamente los valores más destacados del humanismo para recuperar el verdadero goce de su vida y asegurar su supervivencia.

Y que nadie lo dude: ¡soñar es la puerta de entrada a la vida…!


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


Kyle Preston - Coriolis Effect
(por Music World)



martes, 23 de enero de 2024

DE LOS VERDADEROS HÉROES Y LÍDERES...


Líderes generalmente anónimos a los que dedico esta reflexión…


“En esos primeros meses de pandemia descubrí un par
de nuevas facetas en mí mismo y en quienes me rodean;
son facetas que desconocíamos
y que surgen en los momentos más dolorosos,
una es la generosidad impetuosa y desinteresada,
la otra es la resistencia y adaptación
ante las situaciones más descorazonadoras”

Doctor Victor S. Alemany (mayo de 2021)
Recogido y divulgado por el doctor Luís Rojas Marcos


Foto de Stacey Koenitz en Unsplash
Hay lecciones que por mucho que se empeñe la vida en mostrarnos nos cuesta trabajo aprender. Una de ellas es la de reconocer cuáles son los verdaderos líderes y héroes que pueblan este mundo.

Esos “verdaderos” líderes y héroes son seres humanos sencillos, humildes y anónimos que se ponen al frente de situaciones especialmente difíciles cuando son imprescindibles, después de que los “falsos” líderes (los que detentan los cargos de sonoros nombres) hayan fracasado o huido.

Los auténticos líderes no necesitan aparecer ni aparentar. Responden a una necesidad de ayuda con sensibilidad y solidaridad en base a sus insignes principios. Hasta ese momento permanecen anónimos dedicados a sus nobles intereses y aspiraciones. Son capaces de darlo todo, hasta la propia vida. Actúan así porque no piensan en su propio beneficio, sino en el bienestar de sus semejantes. En su honrosa humildad y generosidad regresan a su sano anonimato una vez que ya las emergencias han desaparecido. Y aunque les duele que los falsos líderes les desplacen ladinamente, no oponen resistencia alguna.

Por el contrario, esos otros líderes, los que se no van más allá de mostrar su reluciente título, y a los que yo agrego el calificativo de “falsos”, solo buscan figurar, ganar dinero fácil, utilizar los recursos ajenos en beneficio propio. Se trata de personajes rabiosamente egoístas y egocéntricos, con aires de grandeza, que no saben vivir sin destacar, al precio que sea. Necesitan verse rodeados de aduladores, y su principal herramienta es la manipulación sin límite, poniendo en venta todo, especialmente si no es suyo. Y, por supuesto, se rodean de cómplices a los que utilizan para desviar sus responsabilidades y errores. Saben cómo engañar, y reconozco que son unos maestros en este triste “arte”.


Emilio Muñoz
Homo Novus...

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)


Ada Moreau - Other Eden
(por ART:ERY Music Group)