sábado, 8 de mayo de 2010

AEDOR Y DYNAMIS (DEL ESPÍRITU HUMANO - NACIDOS PARA LA GLORIA)


“Al soldado lo impulsa el aedor, el alma, y la dynamis,
la voluntad de luchar. En la guerra no importa nada más. (…)
Solo ese amor por la gloria (…) sin el cual no somos nada”

Steven Presfield
"La conquista de Alejandro Magno"


Dedico este post a un ser especialmente querido por mí
y por muchos de los que hasta aquí llegáis:
con especial agradecimiento por su apoyo a este blog,
La alegría sea siempre contigo, querida amiga...


Es corriente decir frases como “la vida es una lucha continua” o “tenemos que luchar por nuestras ideas”. “SOLO VIVEN AQUELLOS QUE LUCHAN” dijo VÍCTOR HUGO, llevando al extremo este planteamiento. Ciertamente somos soldados desde que nacemos, inmersos en una guerra, que es la de la propia supervivencia, que tiene muchos frentes: alimentarnos, formarnos, encontrar un buen trabajo, sacar adelante a nuestros hijos, tirar de nuestros seres queridos cuando se sienten “vencidos”, impedir el dolor ajeno -en un acto de SOLIDARIDAD- o luchar por nuestros NOBLES IDEALES.

Es innegable -repito- que la vida es una lucha continua de la que depende nuestra SUPERVIVENCIA TANTO FÍSICA COMO PSÍQUICA. En los afortunados países desarrollados hemos “conquistado” unos niveles de bienestar económico que nos han permitido conseguir un nivel de autonomía solo relativa. La alienación en el trabajo es una gran fuente de insatisfacción, y los niveles de competitividad desgastan nuestro ser. Por desgracia intentamos ahogar esa insatisfacción con sumisión y mayor alienación: televisiva, deportiva, laboral, material... El buen camino es justo el contrario: LA REBELDÍA DEL GUERRERO.

Debemos aceptar que HEMOS NACIDO PARA LUCHAR Y SOLO LUCHANDO COMO VERDADEROS GUERREROS DAMOS CUMPLIDO FIN A NUESTRA ESENCIA y podemos dar sentido a nuestra vida, sentir que este puzle tiene sentido. EL DEBATE ENTRE SI SOMOS GUERREROS O PACIFISTAS ES UNA DISCUSIÓN ESTÉRIL.

Por eso digámoslo bien alto y sin complejos: ¡SOMOS GUERREROS! Realmente LO ÚNICO QUE DEBEMOS DILUCIDAR CON ATINADO ACIERTO -EN ELLO NOS VA LA VIDA- ES AQUELLO POR LO QUE MERECE LA PENA LUCHAR. Y solo en la nobleza de nuestros ideales encontramos el sentido de esta lucha por la supervivencia, por la búsqueda de una paz que solo es pasajera, por encontrar un marco en el que poder construir una FRÁGIL FELICIDAD, por conseguir ser TRATADOS CON RESPETO y RECORDADOS CON ORGULLO... Y también es una lucha por encontrar sentido a nuestra vida, por ser nosotros mismos y por superar nuestros miedos, nuestros complejos, nuestras infidelidades, nuestros errores...

¡LANCEMOS NUESTRO GRITO DE GUERRA! ¡Somos guerreros...! Seamos soldados y apósteles de nuestra propia existencia... Elijamos con acierto una buena razón para nuestra cruzada y las armas más adecuadas; y LUCHEMOS CON HONOR en pos de la victoria...

Digámoslo bien alto... ¡No nacimos para ser derrotados...! ¡NADA NOS DETENDRÁ...! ¡Nuestro destino es VIVIR CON DIGNIDAD y HACERNOS MERECEDORES DE LA GLORIA...!

Emilio M.
Homo Novus

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

4 comentarios:

Ruth dijo...

Mi querido trovador, amigo y guerrero.......

Gracias por esa dedicatoria tan especial. Siempre me emocionas, me estremeces, y me colmas de regalos que no sé si merezco pero que me hacen sentir muy bien.

Precioso homenaje a los guerreros, mis queridos guerreros que pululan por el mundo. Sí somos guerreros desde el momento que nacemos, pues ya llegamos al mundo librando una lucha, una batalla entre la vida y la muerte y vencemos desde el momento de nuestro nacimiento.

Mil gracias por tus palabras, por este post, por estar siempre ahí, a mi lado.

Muchos besos.

Anónimo dijo...

De acuerdo que Alejandro fue y ha sido una figura a imitar como estratega y más. Muchos han tratado de repetir sus hazañas con más o menos exito. NO obstante tengo que discrepar de esa visión de la vida, si se me permite. Entender ésta como una lucha constante es entenderla de forma precaria y peligrosa, creo. Luchar y luchar, siempre dispuesto a la batalla ¿contra qué o quién? contra todo o contra aquél/lla que se interpone en el camino, contra lo que es diferente, contra lo que impide seguir adelante. No humaniza la lucha, todo lo contrario; vence, si, pero no convence. Impide el crecimiento puesto que impide el acercamiento a lo que no se ajusta a la medida del guerrero. Es curioso que Alejandro llegara a esa conclusión vital habiendo sido "educado" por tan ilustre personaje: "siempre he sido soldado, no he conocido otra vida. He seguido la llamada de las armas desde la infancia. No he conocido otra(...). No es de extrañar que ante la "magnánima" oferta de tan ilustre personaje a Diógenes, al filosofo solamente se le ocurriera decir: "nada, que te apartes porque me quitas el sol". La respuesta de Epicuro no creo que hubiese sido muy diferente. Creo que la vida hay que tratar de vivirla en continuo "con" y no "contra".
Un saludo. Aunque aparezca anónimo soy Bernardo, ha sido un fallo.

Neli dijo...

Me gustaría llenarme de la confianza que desprenden tus palabras. Querer es poder ¿verdad, amigo? Al menos muchas más veces de las que creemos.

Nadie dijo que fuera fácil. En ocasiones, al puzzle al que haces mención, queremos añadirle piezas que no existen ni existirán, que nos han sido negadas y duele aceptarlo.El resto de piezas encaja pero sientes que la obra está coja.
Entonces llegan tus palabras, nos zarandean y nos dicen "ey, no he escuchado tu grito de guerra" "haz un esfuerzo, supera los miedos, los complejos..."

Adelante, siempre adelante.
Gracias por compartir tanto.

Un fuerte abrazo.

bernardo dijo...

HOla Neli, siento decir que querer no siempre es poder. Es algo de sentido común. Empeñarse en hacer real ese tópico ha causado muchas frustraciones. Me recuerda también a aquello que se decía hace muchos años (y creo que aun sigue diciendose) vale quien sirve y quien sirve vale.
No siempre se puede lo que se quiere, por mucha voluntad que uno ponga en el empeño. Saludos