martes, 17 de mayo de 2011

A UN GRAN HUMANISTA: WILLIAM SHAKESPEARE (DE LA PASIÓN DE VIVIR)


"El destino es el que baraja las cartas,
pero nosotros somos los que jugamos"

" En nuestros locos intentos,
renunciamos a lo que somos
por lo que esperamos ser"

William Shakespeare (1564-1616)


Me gusta pensar que Shakespeare, en su acelerado sentido de la vida y en su necesidad de sentirse poseído por los sentimientos más ardientes, se entregaba sin prudencia a cualquier pasión que le permitiera descubrir experiencias nuevas y excitantes.

Y quiero creer que esa desbordada pasión por descubrirse y reconocerse -por sentirse uno y miles a la vez- le obligaba a recorrer el infinito universo humano, el de sus pensamientos y el de sus sentimientos. Y todo lo contó…

No conozco alma más sedienta que la suya, ni corazón más dispuesto a sentir o ser herido. No conozco ser humano que quisiera ser más profundamente humano, ¿el más grande de los humanistas, tal vez?

Imagino que era tal su necesidad de experimentar en sí mismo la misteriosa complejidad humana, que buscaba el amor con el mismo ardor que buscaba la herida…Y si buscaba sin disimulo la envidia, con descarnada alegría se entregaba para ser víctima del más oscuro conjuro.

Si en él cabía la desproporción, no era por necesidad ni por hábito, era un mal menor para acercarse a la emoción en su estado más puro y embriagador. Su afán de conocer y de sentirse humano era tal que arriesgaba la vida a fuerza de ser poseído y destrozado por todas las pasiones posibles.

Me gusta pensar que Shakespeare se enfrentó a todas ellas, y que a todas las doblego y las hizo pasto para alimentar sus inconmensurables libros. Me gusta creer que buscó el amor, el placer, la gloria, el honor, Y también la sed, el hambre, el fuego en la carne, la sangre en el corazón, la ruina en el alma y la misma desolación.

Emilio M.
Homo Novus

1 comentario:

Anónimo dijo...

Adoré tu post y realmente opino lo mismo! Me encantas las obras de shkespeare... el sentimiento, las pasiones que se observan en ellas... Te felicito! Muy buen post!
-Shiroi Neko-