martes, 12 de octubre de 2010

NOTAS SOBRE EPICURO, EL FILÓSOFO DE LA AMISTAD (6). DE LA PRIMERA LIBERTAD Y DE LA FELICIDAD.


"Más el sabio no repudia la vida ni teme el carecer de ella,
pues no le molesta vivir, ni cree que sea un mal el no estar vivo.
Y así como de los alimentos escoge el más agradable y no el más copioso,
del mismo modo disfruta del tiempo, que no mide en su durar prolongado,
sino en lo placentero de su intensidad"

Cartas a Meneceo
Epicuro (341 a.C. - 270 a.C.)


LIBERTAD PRIMERA. Libertad de vivir A SALVO DEL MIEDO: del miedo a la muerte, del miedo a sufrir, del miedo a cualquier cosa... Tan importante es vivir libres del miedo que, de no conseguirlo, agonizamos suspendidos en el TIEMPO -en la espera inútil de ser liberados por no sé sabe qué o quién-, paralizados, interrumpidos, inactivos... Es lo más parecido a renunciar a la vida y a sus dones.

Por esta sencilla razón, LA CONFIANZA NOS HACE LIBRES y nos permite disfrutar de la vida en toda su extensión e intensidad. Pues siendo libres, somos nosotros mismos y, en nuestro sentir, pensar y actuar, se expresa la sincera, natural y bondadosa ESENCIA de nuestro ser.

Pensad por un momento en la santa PAZ que alcanzaría vuestro espíritu si no temiéramos a la muerte y al dolor... si supiéramos que ninguna tempestad será capaz de hacer zozobrar nuestra embarcación... si nada pudiera perturbar la alegría de nuestra existencia....

Dibujo - Leonardo da Vinci
Pues sabed hermanos que ESA PAZ INTERIOR ES POSIBLE, que ese gozo en el vivir puede ser una realidad al alcance de nuestra mano (tan SORPRENDENTEMENTE CERCA...). Sabed, amigos, que el día que caminemos sin temor, dispuestos a ACEPTAR nuestro destino -aún no escrito-, habremos conquistado nuestra primera y más esencial libertad, esa que no está exenta de nada -bueno o malo- y que se constituye plena de todo.

Ese día nos RECONCILIAREMOS con el mundo -con la naturaleza entera, la que nos abarca y la que habita en nuestro interior-, con esa naturaleza que hoy ofendemos y dañamos, pero a la que algún día regresaremos para vivir en armonía plena.

VIVIR LIBRES... LIBRES PARA VIVIR...


Emilio M.
Homo Novus

3 comentarios:

Neli dijo...

Has descrito muy bien esa "felicidad primera" donde yo también destaco la falta de miedo a todo, la despreocupación y la protección.
Es verdad, que sentirte libre te hace vivir las cosas de otra manera, somos más nosotros mismos.

Pienso por un momento en lo que pides....ahhh amigo, eso sería la felicidad absoluta y es difícil vivir sin miedos o preocupaciones, porque no vivimos aislados sino en sociedad y esta nos afecta e influye de alguna manera.

Me quedo con la fuerza de tus letras y el mensaje que encierran, esperanzador y posible. Si es que da gusto leerte....

Un abrazo grande.

Ruth dijo...

¿Vivir sin miedos? me suena un poco utópico, digno de Epicuro. Pienso que la sencillez te puede hacer perder el miedo. Es como con Nadeza, ¿la recuerdas?, no tenía nada, absolutamente nada y por eso que no tenía nada no tenía miedo porque no tenía nada que perder. En ella intuí una libertad total que me cautivó dadas sus circunstancias, y comprendí esta sencilla lección: cuando no tienes miedo porque ya no tienes nada que perder eres libre.

Gracias por dejarme crecer en libertad, por llenar nuestra amistad de esa libertad por ayudarme a vencer mis miedos y fantasmas.

Gracias por todo mi querido Epicurista.

MORGANA dijo...

Ser libres sin miedo en el alma ni el corazón.Por mi parte no tengo miedo a la muerte ni al dolor,los he tenido muy cercanos,Emilio.Pero me duele más el dolor ajeno que el mío propio,quizás un poco de desapego sería lo idóneo para no vivir angustiada,es algo difícil de sacarlo de dentro.
Es una entrada preciosa amigo mío y con Sigur Ros de fondo aún más.
gracias por estar,siempre...
Morgana.