domingo, 3 de julio de 2011

LA SERENIDAD DE LOS SABIOS


"Todos los hombres son sabios;
unos antes, los otros, después"

(Proverbio chino)


Hace mucho tiempo que no escuchaba la conmovedora composición que hizo -el también sabio- Ennio Morricone, para la serie televisiva de la RAI "Marco Polo". Una excelente serie, por cierto, digna de ser vista una y mil veces.

Entretenerme entre estas bellísimas notas y traer a la memoria a los grandes seres humanos que, como Marco Polo, han hecho crecer a la humanidad material y espiritualmente, me aporta una gran serenidad. Especialmente en estos momentos de mi vida, de grandes dificultades y tensiones.

Pensar en Marco Polo, Teresa de Calcuta, Epicuro, Marco Aurelio, Marie Curie, Einstein, Jesucristo, Hipatia, León Battista Alberti, por mencionar sólo unos pocos; y pensar en sus grandes realizaciones, en la dureza de su experiencia, en el descomunal esfuerzo que debieron realizar y en su invencible fuerza de voluntad, me llena de paz. Su ejemplo es la luz de la antorcha que dejaron en nuestro camino.

Pensar en el gran ejemplo que nos legaron me resulta inexplicablemente acogedor. Y, a la vez, me hace sentirme obligado a no traicionar su sagrada memoria.

Emilio M.
Homo Novus

2 comentarios:

MORGANA dijo...

Cuídate mucho y sé feliz,mi querido amigo
Besos y hasta mi regreso.

Primavera dijo...

En año pasado tuve ocasion de ir a la India no por un viaje de ocio sino haciendo voluntariado para un Ong, tengo que decir que no podia de dejar de ir a ver lo que hizo la madre Teresa quede alucinando por la magnitud del gran esfuerzo ante tanta pobreza, personas insignificantes pero con un enorme corazon capaz de sacrificarse por el bien comun en este caso los niñas abandonadas de Calculta..
Marco Polo le debemos mucho, la serie fue una de mis favoritas muy detallada.
Besitos