domingo, 6 de marzo de 2011

NOTAS SOBRE EPICURO, EL FILÓSOFO DE LA AMISTAD (9) LA PAZ DEL ESPÍRITU NOBLE: DE LA VIRTUD.


"No hagas nada en la vida que te causase temor
si fuese conocido por el prójimo"

"Exhortaciones". 36.
Epicuro (341 a.C. - 270 a.C.)


Y nada hagas si, al ser conocido por los demás, te causase vergüenza, pues la exposición a la crítica ajena es en muchas ocasiones -pero no siempre- el mejor patrón con el que puedes valorar tu conducta y saber si está en CONFORMIDAD CON LOS VALORES que postulas y defiendes. Y de la misma forma, teniendo un buen patrón que te permita evaluar la afinidad entre tus actos y tus creencias, podrás VIVIR COHERENTEMENTE Y EN PAZ con tu conciencia: podrás VIVIR VIRTUOSAMENTE.

Podrás vivir en esa paz, como decía, que es LA PAZ DEL ESPÍRITU NOBLE. Tu confianza en ti mismo se fortalecerá hasta límites insospechados. Y en esa paz, fuente de todo EQUILIBRIO DURADERO, también te ganarás la CONFIANZA Y LA CREDIBILIDAD AJENAS, que son la base de una SÓLIDA, FECUNDA Y PLACENTERA AMISTAD.

Nada hagas que, al ser conocido, te cause vergüenza o temor. Sé virtuoso y coherente en cada uno de tus actos, por muy duro que te resulte en muchas ocasiones. Actuar virtuosamente -vivir virtuosamente- nos impone unas DEMANDAS EN EXTREMO EXIGENTES, pero la recompensa que nos proporciona es UNA VIDA FELIZ. Y he de decir con todo convencimiento que no conozco otro camino para llegar a esta meta.

Emilio M
Homo Novus

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

7 comentarios:

MORGANA dijo...

Como siempre ,una entrada llena de buenos sentimientos ,de sinceridad y de amor.
un millón de besos.

Anónimo dijo...

Tan sencillo y tan importante; como base, como mandamiento...

"When in doubt... don't!!"
Benjamin Franklin

Emilio M. dijo...

Gracias María José, amiga.

Un abrazo muy agrande para los tres.

Emilio M. dijo...

En caso de duda ¿no? Depende de lo que te estés jugando. Si te juegas el bienestar de los demás o su afecto, no, por supuesto. Pero si te juegas algo que es solo tuyo y que no afecta a tu credibilidad como buena persona, ¿por qué no? Todo depende.

En la vida no es como en el mundo de la economía: en la vida no hay dos billetes iguales.

Un gran abrazo.

Por cierto, en España tenemos otra forma de decir lo que dice Benjamin Franklin, pero un poco más basto. :)

Ruth dijo...

Una entrada llena de buenos ideales, rayando la perfección humana.

Pero qué pasaría si algo para mí no es vergonzoso y para los demás si?

Besitos mi querido trovador.

Emilio M. dijo...

¿Qué va a pasar, Ruth? ¡Qué se hundiría el mundo! :))

En serio, no pasa nada. Yo no digo que lo importante sea que tus actos estén en concordancia con lo que piensan los demás, sino con lo que creas tú. TUS actos y TU conciencia deben ser coherentes porque la paz de tu conciencia es con TU conciencia no con la de los demás. No me imagino lo que podría suponer que intentaras conciliar tus actos con la conciencia de cada persona en este mundo. Seguro que tu tampoco. Y aún así, me temo que hay personas que lo intentan... por desgracia para ellos.

Y no te confundas Ruth, que esos buenos ideales ni rayan la perfección humana ni son un camino de rosas, como ya digo en el mismo post. Pregúntale a tu conciencia.

La vida no es un progreso en máximoss sino en mínimos. Otra cosa es que nos tengamos que plantear máximos para conseguir los minimos... Un galimatías ¿verdad? Tal vez...

Un abrazo muy fuerte y gracias por tu aportación.

Rebecca dijo...

Como siempre querido trovador.. ¡GENIAL!
Un gran abrazo y feliz noche!